Hola Universidad

¿Estás ahí?

¿Existes?

Bueno, sí, existes, no me cabe duda.

Todos tenemos nuestras obligaciones y nos esforzamos por cumplir con ellas. Pero tú, querida Universidad, no sé si es que te saltas tus obligaciones a la torera. O es eso, o es que sigues estando en el periodo Cretácico. Mira, no, lo de entonces ya no sirve.

La sociedad ha evolucionado, cosa que tú no has hecho. Vamos a remontarnos cincuenta años atrás. En España contábamos con una población con formación muy básica en su mayoría, incluso analfabeta. El que iba a la universidad era el no va más. Tanto que no tenía ni que buscar trabajo, ¡las empresas estaban deseando tener un titulado!

Conforme fue pasando el tiempo cada vez más gente estudiaba en tus aulas. Pasar por ti se convirtio en algo muy generalizado. Tanto que ahora casi ni se valora. ¿Cómo se va a valorar? ¡Todo el mundo tiene una carrera! El universitario es la roncha de chorizo como otras muchas más iguales.

hola-universidad

Respóndeme, querida Universidad: ¿Crees que es normal que los estudios que ofreces se valoren tan poco? ¿Qué te parece que muchos de tus alumnos digan que no aprenden nada útil a tu lado? ¿Te da igual que tus egresados manden miles de currículums y no los llamen ni por equivocación? ¿Por qué piensas que no se lanzan más a montarse su propia empresa?

Mira, entre tú, los políticos, y yo qué se qué mas, te están echando a perder. Ya hace mucho que no sirves, reconócelo, necesitas un buen giro. ¿Para qué te crees que acuden a ti los estudiantes? Pues en su mayoría lo hacen porque quieren aprender una profesión, sus fundamentos y sobre todo a ejercerla. Si esto último no se sabe todo el trabajo anterior no ha servido para nada.

Si lo único que hacemos es aprendernos tochos interminables y vomitarlos en los exámenes, ¿en qué te diferencias del instituto? ¿Así es como se aprende a trabajar? ¿Esto lo va a valorar una empresa? ¿Esto va a servir para tener iniciativa para comenzar un proyecto propio? Venga, que no estamos para pagar dinerales y luego no encontrar curro.

Como muy bien dice Jerby, las cosas se consiguen con habilidades y no con deseos. No he leído una verdad más grande en mi vida. Y lo que está claro es que, en su mayoría, la gente sale de la universidad sin habilidades. Habilidades tenemos todos, vale, pero tienen que ser empleables. Por ejemplo: Un diseñador web sabe que su habilidad es diseñar páginas de internet, que vale el dinero que sea, y que además es algo que se demanda. Pues no, no todo el mundo sale así de capaz y por supuesto la sociedad se te ríe en toda la cara.

¿Eres de los que piensa que estudiar en la universidad no te ha dado más que un papel y poco más? Pues sigue leyendo. Yo te voy a decir lo que pienso que se tendría que hacer para que ese papel sea más útil.

¡Práctica, práctica, practicaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!

¿Lo vuelvo a repetir? Porque parece que no se entiende. No necesitamos infinidad de clases, lo que queremos es aprender a ejercer una profesión.

La práctica es fundamental para trabajar con personas. Por ejemplo, en la carrera de Trabajo Social. Salimos de la universidad y nos viene cualquiera ¿qué hacemos con él? Pues la mayoría estaría más perdida que un pulpo en un garaje. Sobre todo por la responsabilidad que conlleva una intervención. Una intervención mal hecha puede arruinarle la vida a una persona.

Para solucionar esto yo haría lo siguiente, aunque sea difícil, pero tendría que intentarse sí o sí. Aquí recojo ideas que tengo yo con otras que me han dado otros compañeros. Propongo varias posibilidades:

hola-universidad-1

  1. Si los grados son cuatro años, dos años de teoría y dos de práctica en diferentes sitios.
  2. Un MIR de Trabajo Social. Los psicólogos tienen PIR, pero yo quiero MIR. ¿Por qué? Porque el MIR para los médicos ofrece una gran cantidad de plazas, pero no para otras especialidades. Y lo que queremos es plazas, hablando en plata, OPORTUNIDADES. Repito: OPORTUNIDADES. Y esto es una formación remunerada, con lo que se evita más la mano de obra barata porque sí. El MIR de los médicos tiene sus cosas, pero si en toda Europa se dice que los médicos españoles salen bien preparados gracias a la vía MIR, por algo será.
  3. Caso de hacer la carrera tal y como está ahora, que haya contratos en prácticas. Que se aproveche esa modalidad de contratación. Y vuelvo a repetir: OPORTUNIDADES. Que las hay, y si no las hay es porque no da la gana y no interesa

Otro detalle es que la universidad tiene que estar al servicio del alumno. Ahora no lo está. Por tanto, aunque la práctica sea fundamental, tendría que haber también un itinerario formativo para quien no la quiera hacer. Imaginemos que un ingeniero está contento con su trabajo, estudia Historia por hobby, pero no le interesa dedicarse a eso. Entonces, aunque haya mucha práctica, también tiene que existir la posibilidad de sólo teoría por si a alguien le interesa.

Ahora viene la pregunta del millón: Y tú ¿qué opinas?

Gracias por haber llegado hasta aquí. Si crees que lo merezco, puedes votarme para los Premios Bitácoras, para la categoría de Acción Social. Ayúdanos con tu voto a visibilizar nuestra profesión tan maltrecha. ¡Muchas gracias!

Formación oficial relacionada con el Trabajo Social fuera de la universidad

Si estás pensando formarte en algo relacionado con la intervención social pero no en el ámbito universitario, espero poder orientarte con este artículo.

¿Cómo saber qué estudios de Formación profesional hay relacionados con el ámbito social? Sigue los pasos que te voy a mostrar:

1. Vete a la web del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte dedicada exclusivamente a la Formación Profesional

2. En la zona superior hay cuatro opciones en horizontal. Elige la opción QUÉ ESTUDIAR.

3. En esa opción te saldrá un desplegable. Ahí tienes que elegir la opción ESTUDIOS POR FAMILIAS. Haz clic ahí.

4. En este paso tienes dos opciones: LOE y LOGSE. Voy a elegir LOE por ser lo más actual.

5. A continuación salen las 26 familias en las que están divididos los estudios de Formación Profesional. La que nos interesa es Servicios Socioculturales y a la Comunidad.

6. Ahí llegaremos a:

  • Formación Profesional de Grado Medio
  • Formación Profesional de Grado Superior

En todas las posibilidades, haciendo clic, sale una descripción de los requisitos de acceso, lo que se va a aprender y las salidas profesionales. Además también, en la columna de más hacia la derecha encontraremos una relación de centros de toda España donde se pueden estudiar estas especialidades. Si quieres saber en qué consisten estos estudios, ahora daré una pequeña descripción para que te hagas una idea.

Formación profesional de Grado Medio

Técnico en Atención a Personas en Situación de Dependencia

Aprenderás cómo atender a las personas en situación de dependencia, en domicilios y en instituciones, realizando actividades asistenciales, psicosociales, aplicando medidas y normas de prevención y seguridad y derivándolas a otros servicios cuando sea necesario. No entran en esta formación las actividades sanitarias.

formacion-profesional-trabajo-social

Formación profesional de Grado Superior

Técnico Superior en Animación Sociocultural y Turística

Aquí te introducirás a la intervención social y socioeducativa de la que tanto se habla en Trabajo Social. También al desarrollo comunitario y verás cómo hacer proyectos de animación sociocultural y turística.

Técnico Superior en Educación Infantil

Estudiarás todo lo relacionado con la Educación Infantil y atención a la infancia: Didáctica, salud, desarrollo motor, expresión, juego, etc. También estudiarás la intervención con familias y menores en riesgo social.

Técnico Superior en Integración Social

En este ciclo estudiarás cosas que suenan muy familiares en Trabajo Social: Intervención social, autonomía personal, intervención educativa, inserción sociolaboral, etc.

Técnico Superior en Mediación Comunicativa

Aquí aprenderás todo los relacionado con la lengua de signos y la comunicación con personas sordociegas.

Técnico Superior en Promoción de Igualdad de Género

Las materias que se estudian son similares a las del ciclo en integración social pero desde una perspectiva de género, violencia de género, empleo femenino, igualdad, etc.

Si prefieres informarte directamente mediante un portal de tu Comunidad Autónoma, aquí te doy los enlaces correspondientes:

Puedes ver que me he centrado en estudios oficiales . Hay otros cursos muy útiles (fuera del Ministerio) en los que se aprende mucho, pero también los hay de dudosa calidad. Por dar un ejemplo concreto, mencionaré los cursos de auxiliar de enfermería que ofrecen ciertas entidades. Si vas a un hospital hay auxiliares de enfermería, todas con su FP. Te aseguro que ninguna tendrá un curso de estos de CEAC o cualquier otra empresa.

Cualquier cosa que quieras añadir, tienes para hacerlo la zona de comentarios. Recuerda también que pudes seguir el blog en mi fanpage de Facebook, tienes el widget a la derecha. Allí publico los artículos de este blog, otras cosas muy interesantes sobre acción social, artículos de otros blogs, y algún que otro #cuentuit.

Espero que esta información te haya servido 🙂

La inmigración en las aulas

Eres profesor de cuarto curso de educación primaria. A principio de curso llegan a tu clase cuatro alumnos nuevos, es su primer año en el centro. Ese primer día ya te das cuenta de que uno de ellos no te sigue. El chico no habla ni comprende el español. Los otros tres aparentemente son chicos normales y corrientes. Al cabo de unas semanas te percatas de que su nivel académico es bastante más bajo que el del resto de la clase. Estos tres alumnos acaban de llegar a España. En sus países de origen llevaban tiempo sin asistir a la escuela.

Casos como estos se dan (quizás más hace algunos años) en las escuelas públicas. En estas se ha concentrado la gran mayoría del alumnado inmigrante. Tanto ha sido así que en los barrios con alto porcentaje de inmigrantes existen escuelas públicas que tienen casi un cien por cien de alumnos de origen extranjero.

fotolia_73060131

En el caso del primer año de educación infantil esto no plantea problemas de nivel ya que se parte de un nivel llamémosle cero para todos los alumnos. Si más adelante se incorporan alumnos con carencias de nivel académico y lingüísticas, sinceramente, no me gustaría estar en el pellejo del profesor aludido porque desde mi ignorancia pongo muy en duda que en las escuelas se tengan los medios adecuados para atender debidamente a estos alumnos. Si no hay profesores de español debería haberlos. Si no llegan al nivel correspondiente a su edad, el estar todos juntos no beneficia a unos ni a otros. ¿Habéis estado alguna vez en una conferencia, o seminario de un tema del que no entendíais? ¿O en un idioma desconocido? Si habéis tenido esta experiencia podéis imaginar cómo se siente una persona que está en una clase durante cinco horas diarias sin enterarse de nada. A su vez, si pones a un chico de diez años que no sabe leer en la misma clase que los de cinco años pasa que también ambas partes se sienten incómodas.

En definitiva, los chicos con determinadas carencias académicas deberían tener una atención personalizada que dudo mucho que tengan por falta de medios en los centros, y más con los actuales recortes.

No hay que olvidar aquí que los docentes no solo tienen que lidiar con los alumnos sino también con las familias. Entonces la cosa se complica. Puedes tener suerte con las familias, pero también puedes tener problemas bastante serios.

 ¿En qué consiste realmente la integración?

Otro asunto que me planteo: Si existen colegios con prácticamente un cien por cien de alumnos extranjeros, ¿estamos así integrándolos realmente? La respuesta está clara. Y más viendo que los padres autóctonos “huyen” de esos colegios. Llámese racismo, xenofobia, mirar por la educación de los hijos, en fin, de todo un poco.

¿Pierde calidad la escuela pública?

Hemos llegado a unos extremos en los que se escuchan bastantes voces diciendo que en los colegios públicos no se exige nada. A mí, como antigua alumna que siempre fui de la pública, me da un coraje tremendo que se hable de mi colegio con desdén, cuando en mi época pocos colegios tenían el nivel del mío. Querría tener la solución porque no es justo que la escuela pública se degrade así. Muchas veces pienso que todos los colegios deberían ser públicos y así se paliarían ciertas desigualdades, sin llegar a desaparecer, porque aquí también entra el factor “barrio”. Este último siempre ha estado y estará presente. De todas formas, no sé si esto es fácil, pero las administraciones educativas tendrían que hacer algo por evitar que ciertos colectivos minoritarios se concentrasen en uno o pocos colegios.

 La opinión de los docentes

Algo importante también aquí es conocer cómo se sienten los mayores implicados en esto de la educación, que son los profesores. Siempre que sale una noticia en los periódicos online relacionada con extranjeros, los comentarios de la gente me dan bastante asco. Y si el tema es educación, lo mismo. Pero la pregunta que yo me hacía es: Todo el mundo pone a caldo los colegios con mucha inmigración pero ¿qué es lo que piensan y sienten los profesores que son al fin y al cabo quienes tratan con esos niños? Tenía incluso ganas de ir a alguno de esos colegios a entrevistar a los profesores.

Finalmente, pude recabar la opinión de una profesora que el curso pasado trabajó en un colegio con alto porcentaje de extranjeros. Me dijo que con estos alumnos el principal problema era que algunos se iban o entraban al colegio a mitad de curso y que en general los mejores alumnos son inmigrantes. Tienen también en el colegio familias desestructuradas, lo cuál plantea un problema en el que no les influye sobremanera la procedencia de la familia.

Conclusión

No hay que cerrar los ojos a la realidad. España ya no es un país de una sola raza. Hay países con una inmigración muy antigua y aquí a lo mejor todavía no estamos acostumbrados. Pero tendremos que estarlo. Y mucho mejor empezar a acostumbrarse cuando uno es niño. Al menos así se parte de prejuicios cero.

th

PD: Vaya desde este espacio mi recuerdo y homenaje particular y personal a mi colegio, el actual CEIP Recarte y Ornat de Zaragoza, uno de los pocos de la ciudad completamente accesible. En él mi profesora de infantil, doña Aurora Usero, creó el método de lectoescritura LETRILANDIA, utilizado actualmente en todo el país.

Relaxing café con leche un año después

Hace más o menos un año que escuchamos la frase «A relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor» que Ana Botella, alcaldesa de Madrid, pronunció en su discurso del acto del Comité Olímpico Internacional. Me preguntaba quien asesoró a la alcaldesa para decir esta frase tan desafortunada. Fue un nativo, y en esta noticia lo manifiesta.

Después de mi vida en el Reino Unido, algo me chirrió en esto del café con leche y me empecé a preguntar cómo decir esto en inglés. Parecerá tonto, pero no me suena ninguna bebida que ellos conciban de la misma manera que aquí entendemos el café con leche. Lo más parecido a un café con leche que tomé alla, al menos en los bares, fue el “caffe latte“. En el país se consume café, cada vez más, pero no es lo típico original de ellos. Por lo que podido ver, la impresión que tuve es que el café en sus diferentes formas se ha hecho popular debido a la introducción en el país de las franquicias como son Costa, Nero y Starbucks, sobre todo. La elaboración de cafés se ha extendido a otros bares autóctonos, donde pidiendo un caffe latte, conseguirás algo bastante similar a un café con leche. También busqué por la red posibles traducciones y encontré varias conincidencias con mi manera de pensar.

Ana Botella pudo estar mal asesorada, pero es que no era fácil, y eso que se trataba de un simple café.

240_F_65895200_dNt5gQAppRlIv6wqMa7dcXq5JAbOA0Xd

Todo esto me llevó a reflexionar acerca de lo que sucede con los idiomas extranjeros en nuestro país para llegar a unas conclusiones quizá un poco distintas de lo que se suele decir sobre este tema. No voy a dar consejos acerca de cómo aprender un idioma. De eso ya hay mucho por ahí. Me voy a centrar en mis experiencias y reflexiones sobre el tema.

La manía de reirse de los demás

Somos así de simpáticos. Cuando estamos al lado de un español que habla un idioma extranjero el primer pensamiento es: “Qué mal habla”. Y si esa persona está en televisión, rápidamente se comenta con el de al lado en tono de burla. Es muy fácil ver la paja en el ojo ajeno. ¿Acaso nosotros lo haríamos mejor? La mayor parte de las veces, las personas que más critican son aquellas que no han hecho el más mínimo esfuerzo por aprender un idioma.

El sistema educativo no ayuda

Ni qué decir tiene que el sistema educativo tampoco ayuda. Ahora hay mucho “colegio bilingüe“, que como suele pasar, quieren que salga adelante a coste cero. Hay pocos colegios que cuenten con nativos, que es lo interesante para aprender. De todos modos, la basura actual es un poco menos basura que lo que tuvimos en mi generación. Fue la generación de la transición inglés-francés. Esto implicó en bastantes ocasiones que los profesores de francés se convirtieron en profesores de inglés. Así que ya podemos imaginar el inglés que aprendimos.

Por supuesto que aquí siempre tenemos excepciones y muchos profesores de idiomas españoles lo hacen estupendamente. Cuando iba al instituto había profesores de idiomas que se reían de los alumnos cuando no pronunciaban bien. Por fortuna, conozco actualmente varios profesores de idiomas jóvenes con una gran vocación para transmitir conocimientos y valores.

Lo que cuesta aprender un idioma

Acerca de lo que cuesta aprender un idioma, es muy difícil decir, cada persona es diferente. Voy a plasmar aquí las sensaciones que tuve “in situ”.

Lo que cuesta aprender un idioma es sinónimo de sudor y lágrimas, en general. Llegas allí y te puedes encontrar con un acento que no tiene nada que ver con lo que estabas acostumbrado. Lo primero que yo me encontré fue el acento de Liverpool. Me pregunté si eso era inglés o qué narices. Si conocéis ese acento y escucháis a The Beatles cantando, veréis que aunque son naturales de allí no cantan así. Eran tíos listos y sabían que con el acento de Liverpool no se vende un disco ni medio. 

Más dificultades añadidas es el tenerte que ver en situaciones de la vida misma, que no tienen nada que ver con lo que nos han contado en las clases. Incluso posiblemente en España, al ser españoles, no nos hayamos visto en ciertas tesituras. ¿Qué te puedes encontrar a la hora de comenzar tu vida en otro idioma?

– Busca piso: Por teléfono, agencias inmibiliarias, etc.

– Contrata todo lo que necesario para poder vivir allí: agua, electricidad, gas, todo esto por teléfono.

– Ponte a buscar trabajo: cartas, currículum, entrevistas.

– Si es un país no anglosajón, inscríbete en el ayuntamiento.

– Puedes necesitar ir al médico y explicarle tus síntomas. Os lo dice alguien a quien le ha tocado embarazo, parto, seguimiento y urgencias con el rey de la casa.

Como he dicho, puede suceder que tengas que hacer todo esto y no entiendas ni torta, con lo que el sudor y las lágrimas inundarán tu cara los primeros días.

La importancia de la pronunciación correcta

El chaval que pronuncia bien es blanco de todas las burlas. El pedante. A ese le entenderán cuando salga de España.

El inglés es un idioma con bastantes irregularidades en la pronunciación que muchas veces no se tienen en cuenta.

Consejo: Si te sale una palabra que no conoces y puedes consultar cómo se pronuncia, hazlo antes de meter la pezuña hasta el núcleo de la tierra.

Conozco un caso real de unos españoles que fueron a urgencias por un ataque de gota, que en inglés se escribe “gout”. Pero ellos la pronunciaron de la misma manera que “goat”, que significa cabra. Pasaron del “ataque de gota” al “ataque de cabra”.

Hasta aquí ha llegado mi aportación de hoy, sabéis que los comentarios está ahí para añadir vuestra aportación. Cuando estaba en el Reino Unido, los españoles solíamos pensar que los hispanohablantes de América venían con mejor nivel de inglés que nosotros. Por eso me gustaría lanzar el guante a los hispanohablantes de América. ¿Cómo os véis vosotros en lenguas extranjeras?

Gracias por llegar hasta aquí y participar 🙂

Jugamos con el Mini Arco

Os presento un juego que quizá no resulte muy conocido: El MINI ARCO.

Consiste en un estuche como aquí debajo muestro, que es el que tengo en casa.

DSCN0322

El juego va asimismo acompañado de muchos cuadernillos. Cada uno corresponde a una edad y a una materia diferente. Hay de matemáticas, inglés, etc., desde niños de 4 años hasta buena parte de la educación primaria. El cuadernillo de la foto de abajo corresponde al nivel más básico, de 4 a 6 años de edad.

DSCN0323

Abrimos el estuche. Hay doce fichas con los doce primeros números. Para empezar a jugar pasamos estas fichas tal y como se encuentran a la parte superior.

DSCN0324

Y así queda. Además, si miramos el reverso de las fichas, veremos que cada una tiene una figura geométrica de color.

DSCN0325

Empezamos a jugar abriendo el cuadernillo por la primera página, que está bajo estas líneas.

En estas dos primeras páginas están las mismas frutas pero colocadas en diferente orden. Es importante que miréis la composición del centro, junto al dibujo del osito. Esta nos dará la solución acerca de si hemos resuelto bien o no el juego.

DSCN0327

Ahora, manos a la obra. El plátano está en la posición 1, pero en la parte de abajo está en la posición 4. Por tanto, movemos el número 1 de arriba al sitio del número 4 de abajo. Y así con todas las fichas.

DSCN0329

Cuando ya tengamos las piezas en sus nuevas ubicaciones, cerramos el estuche, le damos la vuelta y lo volvemos a abrir. Tiene que salirnos la misma composición que se encuentra en el centro, la cuál veremos dos fotos más arriba. Y aquí está. Si no sale, es que algo se ha hecho mal.

DSCN0330

Espero que os haya gustado este juego tan instructivo para los chavales. Podéis compartir el artículo para que la gente lo conozca. Y si tenéis algo para preguntar, es vuesta la zona de comentarios 🙂

Máster en colegios

Recupero y modifico una entrada de mi blog anterior acerca de un tema del que salen ahora bastantes noticias. Es la solicitud y admisión para colegios de educación infantil y primaria. En Aragón el plazo de solicitudes fue la semana pasada.

Hace un año me tocó a mí hacerlo y creo que muchos hacemos los siguiente: Buscar por la red opiniones de los distintos colegios. No solemos tener tiempo para asistir a todas las sesiones de puertas abiertas de los colegios cercanos a nuestros domicilios. Ni tampoco en ocasiones conocemos gente que lleve a sus hijos a los colegios que nos interesan para preguntarles. He de decir que hice todo lo posible por buscar opiniones cara a cara, más importantes para mí que lo que puede encontrarse en esta telaraña de internet.

images

Pasando al tema de la búsqueda en la red, me encontré puntos de vista que ni de lejos imaginaba. Lo que cada uno valora en cuanto al colegio y la educación de los niños es de lo más variopinto y a veces casi inverosímil. Detallo aquí algunas de las cosas que leí, cosas en las que no pensé en un primer momento pero ahí están.

–         En cuanto a colegios concertados, mucha gente tenía un punto negativo hacia los colegios sin uniforme.

–         Vi una crítica negativa a un colegio porque consideraban viejas sus instalaciones (que no creo que lo sean tanto).

–         Había quien valoraba bastante que la comida fuera hecha en el colegio, en lugar de suministrada por una empresa.

–         Alguien dio su punto de vista negativo hacia un colegio porque tenía pocas actividades extraescolares. Esta opinión me dejó offside total. Jamás se me hubiera ocurrido desechar un colegio por la cantidad de actividades extraescolares que ofrece.

–         También estaba el tema de los precios. Hubo ciertos colegios calificados como sacaperras.

–         La presencia o no de auxiliares en caso de que haya que cambiar de ropa a los niños. En los públicos suele haber, en los concertados menos, aunque ahora con los recortes están quitándolas en algún colegio público. Luego en este punto viene el si los baños están o no dentro de la clase, que no en todos los colegios es así.

–         Si el colegio es o no bilingüe. Además no todos los centros bilingües son iguales, tanto por el idioma que imparten como por la calidad del programa bilingüe.

–         Había algunos, bastante alucinantes para mí, que se empeñaban en el colegio tal. Colegio que estaba en el quinto pino de su casa, en que el solo tenían tres puntos por proximidad y que además está bastante solicitado, con lo que las posibilidades de quedarse fuera eran casi todas. Y como no te den plaza en el colegio de primera opción, Dios te coja confesado.

En vista de las opiniones presentes en la red sobre algunos colegios, pienso que deberían plantearse hacer un rastreo acerca de lo que se va comentado en los foros y redes sociales. Os dejo un enlace acerca de cómo se puede hacer esto, o lo que es lo mismo, estar al tanto de la reputación online.

Las opiniones cara a cara fueron totalmente diferentes. Ahí la gente me habló más de experiencias con los profesores del centro. Al final es lo más importante. El chico está contento cuando empatiza con el profesor y cuanto más pequeño es el niño más se nota esto. En esta tesitura me decía la gente “con el colegio estoy contento pero no me gusta el profesor que este año le ha tocado a mi hijo”, cosas por el estilo.

La verdad es que después de estos meses de colegio es bonito ver que los niños se relacionan con aquellos más semejantes a ellos en forma de ser, sin mirar otra cosa. Ellos nunca dicen que tienen compañeros chinos o negros, se llama fulanito y punto. Es una ventaja que ahora desde el principio están acostumbrados a ver personas de todos los colores.